Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

IDEAS DE REGALOS PARA CHICAS



New in the jukebox
Foto de Theron Humphrey
Como ya hice el año pasado, os propongo una serie de regalos para las chicas de vuestra vida esta Navidad esperando que igual, inspiren a los más despistados...

Fotos de Frankie Press
1. Una agenda de 2015: este es un clásico, aquí no estoy descubriendo la pólvora. Pero si le gusta escribir, es organizada o hace listas esta es una apuesta segura. Yo además incluiría en el regalo un montón de bolis de colores, rotuladores y una pluma bonita para que escriba con ella todo lo que le depare el año. Yo me he comprado otra pero el año que viene, tengo clarísimo que quiero la de la revista australiana Frankie, que es la que aparece en las fotos. 

Foto de Real Fábrica
2. Unas babutxes de estar por casa: pero! Antes de que te tilde de cutre, explícale que se trata de unas zapatillas calentitas de toda la vida, hechas desde hace casi un siglo por artesanos mallorquines y que se trata de una cosa tradicional, especial y llena de historia. Además de tener mucho encanto. :) Un plus? Las combinas con un  pijama y ya te sales. 

Foto mía
3. Unas golondrinas de cerámica para colgar en la pared: porque son un animal muy simbólico que siempre va en pareja y siempre vuelve a su hogar pero que es migratorio y viajero. Además quedan genial en tu cuarto, en tu casa, en cualquier lado y están hechos artesanalmente en la fábrica de Valencia en la que se concibieron por primera vez en los 60 y que poblaron o anidaron mejor dicho, en todas las casas del levante español. Nota: todo lo que hay en esta tienda tiene historia y merece un vistazo porque puede que el regalo perfecto esté allí. A mí me encanta. 


4. Una mochila Kanken: ya me lo decía mi amiga Eli hace unos años sobre Suecia, las mochilas Kanken están de moda y ya se conocen en todo el mundo. Yo compré una hace casi un año y la estrené para mi viaje a Camboya y me flipó; porque es pequeña pero amplia y cabe de todo, no pesa, tiene una cremallera cómoda y diferentes bolsillos. Yo ahora que estudio y llevo mi casa a cuestas (ordenador, libros, apuntes...) he renunciado al bolso y voy con mi Kanken a todas partes, por la sencilla razón de que es práctica y bonita. ¿Qué más se le puede pedir? 

Foto de Naranjalidad
5. Un retrato: de ella o de los dos. Regala arte. Algo que conserve siempre. Algo que podrá enseñar a sus nietos y decir ¿viste que guapa era de joven? En el que salga ella sola, en el que salgáis los dos. Yo querría uno de Naranjalidad, una chica de Madrid que retrata a chicas como ninguna. Si no, siempre puedes regalarle una de sus láminas, que también son preciosas. Desde 80 €. 

Foto de Artifact Uprising
6. Un recopilatorio de vuestra historia: ya sea una amiga, una prima o una novia. Las fotos juntos, la intención de ahondar en vuestra relación es de las cosas más bonitas que se pueden regalar. Un libro con vuestra historia impresa. Hace poco un amigo regaló en un libro todos los whatsapps desde que se conocieron, clasificados por momentos y conversaciones. ¿No es increíble? Puedes hacer uno con tus fotos en Printic o Artifact Uprising

Foto mía
7. Una pulsera con mensaje, que signifique algo para ella o para los dos. A mí me encanta esta de Cosette que se puede conseguir en su tienda de la calle Ayala en Madrid. 


8. Escribe una carta de tu puño y letra: porque cosas cosas encienden más el alma que las palabras sinceras de las que no se dicen cada día y que van desde el lo siento al te quiero. Cuenta lo que quieras o lo que puedas y se la envías. Yo no me imagino un regalo que a mí me pudiera hacer más ilusión y este cuesta lo que te cueste el sello. ¿Cuántas cartas hemos esperado que nos llegaran y jamás lo hicieron? Yo muchas. 

p.d: aquí está la guía del año pasado con más inspiración y otra de regalos para madres. :) 


HOTEL VALDIROSE



New in the jukebox

Todas las fotos son de Valdirose

La proximidad de las vacaciones de Navidad me da unas ganas locas de viajar... Y como por pedir que no quede, si pudiera irme a algún sitio me iría de cabeza al Hotel Valdirose, un bed and breakfast en mitad de la Toscana, cerca de Florencia, en un pueblecito llamado Lastra a Signa. 

El lugar además de ser precioso, con un buen gusto sencillo y en un marco que no puede ser más idílico; tiene una dueña que enamora. Se llama Irene Berni y a través de su Instagram y de su forma de hablar allí me entran unas ganas locas de coger la maleta y plantarme allí para tomarme un café con ella y disfrutar. 

Ir a visitar a Irene y conocer mejor Florencia está en mi lista de viajes pendientes. Ya voy a empezar a llenar el cerdito. ;) 




Qué desayunos!! Qué ganas de ir!! 


Este envoltorio con la flor de algodón me encanta. Es que allí todo es bonito. Apuntado queda para mis próximos regalos. 


Además haciendo un poco de investigación sobre el lugar, he visto que tiene cinco estrellas en TripAdvisor y que incluso tiene un certificado de excelencia; así que ahora ya si que no me lo quiero perder.  


¿Hay algún hotelito con encanto en cualquier lugar al que estéis deseando ir o que me queráis recomendar? Me ENCANTARÍA saber. Vamos a viajar un poco aunque sea por aquí... 

p.d: en Italia se disfruta de la vida.

TRES LOOKS PARA NAVIDAD



New in the jukebox

Fotos de Ana B. Goode para June Lemon
Mi agenda está on fire. Y la tuya. Como siga a este nivel de comidas y cenas y un día me vista de blanco, me confunden con Frosty the Snowman pero aún hay algo peor...

Con este nivel de eventos sociales, el cartucho del vestidito negro que te saca de todas ya hace tiempo que lo hemos quemado y toca ponerse creativos. Porque si no, qué te vas a poner en las próximas siete despedidas navideñas como si el 1 de enero fuera el Apocalipsis, reencuentros, celebraciones familiares y amigos invisibles? 

Aquí te traigo la solución! Tres propuestas para tres saraos diferentes que todas sufrimos o disfrutamos en mayor o menor medida durante estas fechas...

CÚRAME EL INVIERNO



New in the jukebox


La Navidad de diciembre es el equivalente a la semana de vacaciones en Formentera de agosto. Esas sabias treguas que nos regala el año para coger con ilusión los seis meses que nos quedan por delante hasta que lleguen los próximos y esperados días de asueto. 

Ya se ha colgado la corona en la puerta, las hojas se quedan pegadas en las botas y no se puede salir sin guantes, el frío te pincha en la cara y la nariz tarda veinte minutos en calentarse cuando entras a cualquier lugar. Los más afortunados incluso la pegan al moflete de su compañero o compañera, como dos esquimales, con la excusa de que así entra en calor más rápido. 

Llegan las comilonas, la temporada larga de las alcachofas y las setas, las sopas y los langostinos. Se me hace la boca agua y eso que yo no puedo tomar polvorones. Ya no nos asustan los días cortos y las noches largas, porque empleamos nuestro tiempo en actividades de interior; en cambiar el mundo bajo las mantas, ver películas atrasadas, escribir christmas a todo el mundo (porque aún queda gente como yo que los envía) y recibir los de otros nostálgicos. Las mejores historias se escriben en esta época de puertas para dentro. Los olores a leña nos encienden las mejillas y los hombres se abrazan para que los corazones se besen, como diría Ángel Petisme. Ya se ha puesto el belén y el árbol y la magia se palpa en el ambiente porque en la noche, que es nuestro nuevo aliado, guiamos nuestros pasos por cascadas de lucecitas que convierten los antros en castillos misteriosos. 

Se acerca la hora de preparar la carta a los Reyes y hacer balance de cuán buena o bueno se ha sido y de si se merece uno carbón o un Mac. Igual hemos sido malos pero puede que incluso esté de moda y que ahora todo sea relativo. Puede que nos caigan regalos de todas todas. Es hora de fijar propósitos y echar la vista atrás a un año que ya nos mira de reojo, tentándonos con su etapa más dulce y final, para ver si así no le abandonamos nunca y nos quedamos viviendo en él para siempre. Debe sentirse muy solo en diciembre. Nos despedimos de él y lo dejamos atrás, sea bueno o sea malo, para lanzarnos a lo desconocido por inercia y sin resistencia, como los buenos borregos que somos. Abrazamos la llegada de un nuevo calendario, de años secretos de victorias y caídas. Los peores y los mejores nos esperan en silencio cuando nos precipitamos sobre ellos después de las campanadas; para engullirnos y escribir con nosotros el destino que hará que los recordemos o los olvidemos para siempre. Pero ya habrá tiempo de hablar de eso, porque aún nos queda mucho por disfrutar. 

Nos aguardan veinticinco mil comidas, caras de sorpresa, momentos en familia, calor, frío, la mejor y la peor época del año, villancicos, luces, aglomeraciones, amigos que ves una vez al año, abrazos sinceros, reencuentros y caminos que llevan a Belén o a cualquier otra parte. 

Navidad, amigos. 
Navidad, llega pronto y cúrame el invierno. 

p.d: mi manifiesto navideño que no voy a olvidar nunca. 


¡Arriba!

Photonica | Diseño gráfico y web
Copyright © June Lemon Jukebox